Rebelión policial añade tensión en Honduras

Los policías se niegan a reprimir.

Tegucigalpa. Algunos agentes de la Policía hondureña rechazan implementar un toque de queda que el gobierno impuso para contener las protestas contra el lento escrutinio de la reciente elección presidencial, que hasta ahora le da el triunfo al actual mandatario Juan Orlando Hernández.Miles de personas dejaron sus casas durante la noche para desafiar el toque de queda y visitar a los policías en su cuartel en la capital hondureña, lo cual ha añadido nuevas tensiones tras los comicios presidenciales del 26 de noviembre.

Imágenes de televisión mostraron a oficiales uniformados que bailaban con vecinos y cantaban “¡Fuera JOH!”, en referencia a las iniciales del mandatario Juan Orlando Hernández, quien confía en ser reelecto.

“Ya estamos hartos de cubrir las espaldas a la clase política en perjuicio de la población”, dijo en rueda de prensa el policía José García.