Africanos empiezan a eliminar sus fronteras

Líderes africanos empiezan a eliminar sus fronteras
Líderes africanos empiezan a eliminar sus fronteras

KAMPALA, Uganda— Por años, los líderes africanos han estado jugando con la idea de permitir el libre desplazamiento de personas por el continente y se llegó a hablar de la posibilidad de que haya un solo pasaporte africano.

Ahora algunas naciones están tomando medidas concretas para alentar la eliminación de las fronteras con el fin de alentar el comercio y el crecimiento económico en un continente que necesita ambas cosas desesperadamente.

El nuevo presidente keniano Uhuru Kenyatta dijo durante su asunción de la semana pasada que concedería visas a todo africano que llegase a su territorio. Imitó a Benín y Ruanda, que ya habían tomado medidas similares.

“Cuanta más libertad tengamos para viajar y vivir (en otro país), más integrados y agradecidos por nuestra diversidad nos sentiremos”, expresó Kenyatta.

La Unión Africana ve con buenos ojos estas iniciativas y dice que todo el continente debería tomarlas. “Exhorto a todos los estados africanos que todavía no lo han hecho a que tome medidas similares”, manifestó el presidente de la comisión de la UA Moussa Faki Mahamat en su cuenta de Twitter tras el anuncio de Kenia.

El comercio entre las naciones africanas es del 16%, mientras que entre los países de la Unión Europea es del 70%, dijo Mahamat a los ministros de comercio de la UA.

Para un continente cuyos líderes hablan a menudo de la “hermandad africana” y que alguna vez consideraron la idea de unos Estados Unidos de África, las políticas de visas de muchos países hacen poco por impulsar el ideal de la integración continental, sin el requisito de visas.

Los africanos pueden conseguir una visa a su llegada al 24% de los países de la región y tienen menos acceso al continente que los norteamericanos, por ejemplo, según un informe del Banco Africano de Desarrollo del 2017.

Datos de la Unión Africana indican que los africanos necesitan visa para viajar al 54% del continente.

El libre desplazamiento de personas por todo el continente ayudaría al intercambio de talento y al comercio, según Ali Abdi, director de la oficina de Uganda de la Organización Internacional de Migraciones. Las naciones deberán costear el gasto de un aumento en las patrullas de fronteras, pero “los beneficios superan con creces los costos”, dijo Abdi.

La decisión de Kenia es “una buena iniciativa, progresista”, sostuvo Godber Tumushabe, del Instituto Lakes de Estudios Estratégicos con sede en Uganda. “Es algo que debieron hacer hace mucho tiempo”.

África oriental no es la única que está dando pasos en esa dirección. Durante una visita a Ruanda el año pasado, el presidente de Benín Patrice Talon dijo que su país dejaría de exigir visas a los africanos. Indicó que se sentía alentado por lo que hizo Ruanda, cuyo gobierno empezó a conceder visas a los africanos a su llegada al país en el 2013 y hace poco anunció que a partir del 2018 los ciudadanos de todo el mundo podrían hacer lo mismo.

“Nos alegra que otros países africanos estén abriendo sus fronteras para que los africanos aumentan las inversiones extranjeras”, manifestó Olivier Nduhungirehe, viceministro de relaciones exteriores de Ruanda a cargo de la integración regional.

Algunos países ya no exigen visa a naciones de la región. Hace pocas semanas, por ejemplo, la Comunidad Económica y Monetaria Centroafricana dejó de requerir visa a los ciudadanos de los seis países que la integran.

Muchas naciones africanas dependen del turismo para sus divisas extranjeras y la nueva política de visados de Kenia fue bien recibida a la luz de la amenaza de extremistas islámicos de la vecina Somalia puede haber ahuyentado a viajeros internacionales.

La oferta de visas a la llegada de todo africano puede atraer a la pequeña pero creciente clase media del continente.

“No tener que solicitar visa de antemano para visitar Kenia es una gran medida del presidente, estratégica para la industria turística”, afirmó Bobby Kamani, gerente del popular Diani Reef Beach Resort and Spa en la segunda ciudad más grande del país, Mombasa. “La osada medida del presidente no podía llegar en mejor momento. El sector turístico ha vivido momentos de incertidumbre y ahora está recuperándose”.

Los conflictos y la desigualdad de ingresos en muchos países son algunos de los factores que demoran la adopción de políticas que no requieren visa.

Algunas naciones del norte de África, sobre todo Libia, hacen frente a una invasión de migrantes africanos pobres que tratan de llegar a Europa. En Sudáfrica, que tiene una de las mejores economías del continente, ha habido episodios de violencia relacionados con la llegada de inmigrantes africanos, el temor a la delincuencia y la pérdida de empleos. Nigeria, el país más poblado de África y que también tiene una de las economías más sólidas, sigue exigiendo visa en el país de origen a muchas naciones del continente.