Crean móvil para “curar” adicción al smartphone

En el teléfono diseñado por el austríaco Klemens Schillinger se pueden realizar varias funciones.Se trata de un dispositivo del tamaño de un smartphone promedio que cuenta con cinco versiones distintas y que imita con unas pequeñas cuentas de piedra los diferentes movimientos que hacemos con nuestras manos cuando usamos aparatos inteligentes, como hacer zoom, deslizar el dedo sobre la pantalla o arrastrar objetos. Cada vez son más las personas que admiten tener una adicción hacia el aparato. De hecho, existe una palabra para definir el miedo irracional a quedarse sin acceso al celular: nomofobia. El diseñador del teléfono de sustitución asegura que él mismo sintió esa sensación cuando comenzó a usar su primer smartphone. Según un estudio reciente (2016). Las personas tocan su celular un promedio de 2,617 veces al día. Y los más adictos (el 10 %) lo hacen hasta 5,400 veces.