Evolución en juego de Al Horford lo hace ver joven

Al Horford recibe elogios permanentes por su desempeño dentro de los Celtics de Boston.

El propio jugador reconoce que el estilo de la NBA lo obligó a trabajar para cambiar su modo de acción en cancha

“Está jugando como un joven otra vez”, declaró Terry Rozier sobre su compañero, el dominicano Al Horford, tras el triunfo de los Celtics de Boston sobre los Raptors de Toronto en la noche del domingo.

Horford fue escueto al responder el elogio de Rozier. “El joven Al Horford no pudo tirar de tres”, dijo, el criollo, quien ese día castigó a Toronto con 21 puntos, incluido un triple, cuatro asistencias y tres rebotes. Marcus Smart también cree que es otro Horford y se unió a Rozier.

Las anteriores líneas son el más fiel retrato de la evolución del juego de Horford, quien cuenta con 31 años en una escuadra cuyo promedio de edad está en 24.4. Horford se ha adaptado a las mil maravillas al rol que le ha asignado el dirigente Brad Stevens en Boston desde su llegada vía la agencia libre de la contienda 2016-17, pero además a la forma de juego que se estila en la NBA hoy día para los jugadores de su posición y estatura.

Es probablemente el jugador mejor valorado por el staff técnico de los Celtics y por la prensa de la ciudad del estado de Nueva Inglaterra. Él lo hace todo y lo hace bien. Su defensa en sentido general es de primera. Asegura el aro de manera férrea, su protección aérea es reconocida y su guarda perimetral lo hace quedar bien incluso cuando cambia la marca y se queda con los guards con el delantero pequeño rival. Boston se vale del dominicano cada vez que necesita correr una jugada y encestar por su celebrada capacidad de crear ejecuciones para otros. “Él ha hecho tanto por nosotros durante tanto tiempo”, afirmó el coach Stevens al portal telegram.com. “Nada de lo que él hace en la cancha me sorprende”.

Buen regreso

A pesar de que venía de ausentarse por dos encuentros debido a una conmoción cerebral, la noche del domingo, el 6-10 de estatura mostró mucho más agresividad y energía, dos aspectos que han sido costumbre en sus primeros 12 juegos de esta campaña cuando ha mezclado su arsenal en la zona pinta y en el perímetro.

Él reconoce que le ha costado mucho trabajo llegar a donde está ahora. Sus pantallas hacen que el porta balón quede abierto y también que él mismo consiga espacio para tomar triples que son una gran amenaza para sus rivales.

Horford no encestó ningún triple en ninguna de sus dos primeras temporadas en la NBA y solo embocó 21 disparos en sus primeros ocho juegos, pero encestó 192 en las últimas dos temporadas. Este año tiene 19 de 39 desde detrás del arco para un porcentaje de 48.7.

Todo luce indicar que el diseño en la ofensiva bostoniana y su mejoría desde esa distancia le hará tomar una vez más cerca de 250 disparos de largometraje. “He pasado años trabajando en mi juego e intentando jugar de esta manera”, le comentó Horford al diario Boston Herald. “Este es el estilo al que la NBA se está desplazando, y me ha llevado un par de años sentirme cómodo y jugar así”.

El dominicano promedia 15.2 puntos y 8.7 capturas por partidos para los Celtics que han ganado 12 en línea.