Comunitarios reclaman el arreglo de calles

Moradores de La Ciénaga protestaron para pedir arreglo de calles.

Santiago. Los moradores de la comunidad La Ciénaga, al Norte de Santiago, protestaron para impedir el paso de camiones que son utilizados para cargar material de minas, a cuyos propietarios responsabilizan del deterioro de sus calles.

Los manifestantes quemaron neumáticos, lanzaron escombros y piedras para obstaculizar la vía principal y otras alternas para bloquear el paso de vehículos propiedad de varias empresas. Para impedir desórdenes, agentes policiales con armas largas fueron apostados en distintos puntos de la comunidad.

Los representantes de juntas de vecinos y organizaciones populares dicen que el paso de camiones destruye las calles de la comunidad Los Guineos y La Playita pertenecientes a la Ciénaga.
“Llevamos años demandando que detengan el paso de los camiones. El poco asfalto que tenían nuestras calles se les fue y ahora tenemos grandes hoyos que con las lluvias se han vuelto lagunas”, expresa Alfredo Vásquez, residente en la zona.

Dicen que a pesar de las medidas anunciadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en al menos cuatro comunidades de la cordillera septentrional siguen extrayendo material de mina. El deterioro de la carretera que comunica a Los Guineos, dificulta que los estudiantes puedan desplazarse hacia las escuelas, sobre todo en tiempos de lluvias.

Sin embargo, el principal problema que enfrentan los residentes de esas comunidades, es el paso de camiones pesados, del que dicen representa un peligro para los niños, debido a que se desplazan a alta velocidad. Advierten que hasta tanto sea construida una nueva ruta para el paso de camiones, continuarán tomando las calles con diversas protestas.

Los residentes en la zona esperan que Obras Públicas asuma la reparación y asfaltado de las calles que fueron dañadas por el paso de los vehículos pesados. Ayer también hubo manifestaciones de protesta en sectores ubicados en la carretera Don Pedro donde sus moradores demandan el arreglo de sus vías debido a que están intransitables.