Beneficios nutricionales de la almendra

Las almendras son ricas en vitaminas, proteínas, fibras y minerales.

La almendra es una variedad de fruto seco que, según los especialistas en nutrición, aporta bastante energía, ya que contiene múltiples propiedades beneficiosas para el organismo.

Este fruto seco es bajo en carbohidrato y, a la vez, alto en grasas saludables como proteínas y fibras, lo que lo convierte en un alimento ideal para diabéticos.

De igual forma, las almendras son ricas en minerales como el potasio, que regula la presión arterial, por lo que se recomienda en los casos de hipertensión, además es aconsejable para cuidar nuestro corazón. El hierro que contienen las almendras ayuda a combatir la anemia y los radicales libres, evitando así enfermedades degenerativas. Además, gracias a su aporte en magnesio ayuda a mantener dientes y huesos fuertes; cuida los músculos y contrarresta la ansiedad y la irritabilidad.

Por su contenido en calcio, las almendras también previenen la osteoporosis. Las almendras, ya sea crudas o tostadas, son alimentos ricos en fibra, proteínas, vitaminas, hidrato de carbono y minerales. No obstante, hay algunas pequeñas particularidades, que de acuerdo a su preparación, hacen que unas sean más saludables que las otras.

Por ejemplo, los especialistas aseguran que las almendras crudas son más saludables que las tostadas , ya que las primeras no requieren de ningún tratamiento para ser consumidas y conservan así todos sus nutrientes. En cambio, a las almendras tostadas regularmente se les agrega sal, aceite o miel, con lo que pierden muchas sustancias nutricionales y pasan a ser alimentos más calóricos.