Sugiere a empresas mejorar medidas

Las empresas dominicanas deben fortalecer sus programas enfocadas en evitar el lavado de activos, para que no incurran en violaciones a la nueva Ley 155-17 contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, que sustituye y deroga la ley 72-02.

A esa conclusión llegaron los directores ejecutivos de Riesgos y Servicios Financieros para Centroamérica, Panamá y República Dominicana de la empresa Ernst & Young, César Novo y Carlos Trujillo, quienes participaron en la conferencia “Ciberseguridad y Lavado de Activos”, en la que explicaron la importancia que tiene para el ecosistema empresarial dominicano el cumplimiento de esta normativa.

Novo reconoce que el reto ante el actual panorama es que los empresarios entiendan su responsabilidad, y sean conscientes de las consecuencias económicas “devastadoras” que tendría el país si se le incluyera en la lista negra del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).