Vírgenes de Peña Defilló

La muestra consta de 18 obras.

Una selección de obras, que pone de manifiesto el genio del inolvidable maestro de la pintura dominicana

La Fundación y el Museo Fernando Peña Defilló, con el interés de dar a conocer piezas creadas por el artista del mismo nombre, que nunca fueron presentadas al público, dejó abierta la muestra “Vírgenes de Peña Defilló”, un culto a la devoción mariana.
Un trabajo realizado por el sobresaliente artista Fernando Peña Defilló, digno de ser admirado.

Un recorrido por esta exposición traslada al fascinante arte del maestro y que tal como explicaron sus propulsores, “es una muestra de pinturas y dibujos de Fernando Peña Defilló que presenta su iconografía centrada en la Virgen de la Altagracia.

Esta serie es una mezcla entre el culto mariano y un emblema de la identidad nacional, que resaltan y acentúan, más la parte formal y estética, que una definición y propuesta dogmática”.

El arquitecto Alex Martínez Suárez, coordinador general y museógrafo ofreció todos los detalles sobre la muestra, las razones para ponerla en escena, el tiempo que permanecerá abierta al público y los diferentes escenarios por los cuales será paseada.

Esta exposición de obras del artista dominicano sobre la representación mariana es la primera exposición itinerante producida por el Museo Fernando Peña Defilló y será presentada en el Museo de la Altagracia en Higuey a partir del mes de noviembre.

La crítica de arte Marianne de Tolentino, curadora de la exposición, resaltó que: “En el tema de la Virgen, él acentúa una expresión, a la vez lúdica, poética y plástica, más que una figura estrictamente destinada a la plegaria”. Destaca que “en este trabajo, Fernando Peña Defilló emplea la dinámica de movimientos rítmicos, metamorfosis continua y diseños incontenibles.

Más allá de una cuidadosa selección de obras hermosas, se permite disfrutar una vez más la creatividad y plena libertad que responde al goce creador del inolvidable maestro de la pintura dominicana”.

Conforme a las explicaciones de Alex Martínez, coordinador general y museógrafo, todas estas obras pertenecen a la colección de la Fundación Fernando Peña Defilló y muchas de ellas nunca habían sido expuestas al público, esta es la motivación principal para el montaje, “compartirla con el público”.

Detalles de la curadora

“Episodios y personajes bíblicos, santos, panteón católico, inspiran la pintura religiosa y su iconografía centrada en la Virgen de la Altagracia. Se mezclan en esa fecundidad, a la vez culto mariano y emblema de la identidad nacional. La imagen piadosa tradicional fundamenta una reinterpretación por cada artista, y la figura central propicia en la casi unanimidad de los artistas, equilibrio y definición estructural. Podríamos considerar, cual sea el pintor, la composición resultante como metáfora entre espacio, luz y color.

En la obra de Fernando Peña Defilló, la representación mariana nos lleva a los territorios sin fronteras de la virtuosidad del artista, en el dibujo y la pintura. Aquí, está la capacidad de expresar, no solamente lo real-maravilloso de la juventud y la femineidad, sino una pluralidad de rasgos sicológicos e inspiraciones culturales. Si nos deslumbran los espacios habitados por esta iconografía de la Virgen, de madonas con orígenes distintos, la antillaneidad domina y el sincretismo se asoma. Todas son interesantes, una mayoría sorprende, seduce o impacta.

Sucede entonces un fenómeno extraño: a pesar del tema, lo hagiográfico y celestial no sobresale como elemento primordial. Tanto o más que una “profesión de fe” – en el sentido religioso estricto, leemos una volubilidad creadora, luego una facultad de metamorfosis continua, finalmente una dinámica de movimientos rítmicos, de diseños incontenibles, de composiciones en tablero, que, en nuestro criterio, acentúan más la parte formal y estética que una definición y propuesta dogmática…”

En cartel

La exposición se estará presentando en el Museo Fernando Peña Defilló ubicado en la calle Padre Billini #251, esq. José Reyes, Ciudad Colonial de Santo Domingo y quedará abierta al público hasta el 12 de noviembre del 2017. Posteriormente se inaugurará el 26 de noviembre en el Museo de la Altagracia ubicado en los jardines de la Basílica de Higuey y estará expuesta hasta enero del 2018.

Acompañados de sus representantes: George Manuel Hazoury Peña, director ejecutivo y Alex Martínez Suárez, coordinador general y Marianne de Tolentino, destacada curadora y crítica de arte, dejaron inaugurada la exposición en Santo Domingo.

La muestra consta de 18 obras

Esta es la primera exposición producida por nuestro museo que tiene un carácter de itinerancia: el 26 de noviembre se inaugurará en el Museo de la Altagracia en Higuey y el año próximo continuará hacia otras instituciones culturales del país. La muestra está conformada por 18 obras. Alex Martínez, coordinador general y museógrafo director de la entidad, experto en práctica curatorial, gestión cultural y arquitectura, afirma que desde el pasado mes de abril, fecha en que fue inaugurada la extensión del museo hacia la casa contigua, cuentan con un mayor espacio, lo que ha hecho posible que puedan destinar un área para exposiciones temporales, “donde actualmente están expuestas las vírgenes, y recientemente tuvimos una exposición colectiva sobre “La nueva escultura dominicana”. El 22 de noviembre inauguraremos una exposición sobre cerámica de una artista joven dominicana, llamada Natalia Ortega”.

Coordinador general y museógrafo

“Hemos estado involucrados con este proyecto desde el año 2013, incluso cuando aún era una idea abstracta del presidente de la fundación, George Manuel Hazoury Peña y su tío, el maestro Fernando Peña Defilló. Hemos tenido la dicha de trabajar con ellos desde el primer día y ejecutar las diferentes etapas de su creación, desde la parte arquitectónica hasta gestión y coordinación para inaugurar en marzo del 2015. Ha sido una experiencia increíble emprender en el mundo de la museología y a la vez mantener nuestra práctica como arquitecto y docente universitario.

Ante el reto y la responsabilidad de operar una institución cultural como esta, hemos decidido continuar nuestra formación profesional. Actualmente cursamos un posgrado en Estudios de Museos en la Universidad de Harvard, EEUU. Por otra parte, el año pasado tuvimos la oportunidad de recibir una beca para realizar estudios curatoriales en un programa auspiciado por el Centro León y el Centro Cultural de España en Santo Domingo llamado ‘Curando Caribe’ que tuvo una duración de 10 meses y contó con destacados curadores internacionales que fungieron como facilitadores del taller.