José Antonio Bonilla Atiles

José Antonio Bonilla Atiles.

1. El personaje
José Antonio Bonilla Atiles nació en Santo Domingo el cinco de diciembre de 1898. En el año 1920, se graduó de licenciado en Derecho en la Universidad de Santo Domingo. En el ámbito académico, se desempeñó como profesor, luego fue decano de la Facultad de Derecho; y más tarde, ocupó el cargo de vice-rector de dicha Universidad. Su labor como académico lo llevó a ser director del Departamento de Español de la Escuela de Lenguas del Ejército Norteamericano en Fort Ord, Monterrey, California en 1948.

Bonilla Atiles tuvo que irse al exilio cuando ocupando la presidencia del Club Rotario publicó dos artículos en los cuales afirmaba que en el país había hombres presidenciables, y en uno de ellos hacía la siguiente pregunta: _” Si Trujillo muere, ¿ los dominicanos tendrán que importar a algún hombre para presidente del país?”. Estas palabras no fueron del agrado de Trujillo quien lo destituyó de la presidencia del Club Rotario y trató de llevarlo a prisión, razón por la cual tuvo que asilarse en la embajada de México. Después de ser un aliado al régimen, se convirtió en enemigo acérrimo de Trujillo, atacándole desde el exterior. En la foto, José Antonio Bonilla Atiles leyendo un discurso.

2. Carrera diplomática
En el campo de la diplomacia, Bonilla Atiles llegó a ocupar varias posiciones iniciando su carrera en 1937, fecha en que fue nombrado ministro en Venezuela. Luego, en 1962, el Gobierno del Consejo de Estado lo designó Secretario de Relaciones Exteriores y ocupando esta posición, denegó el salvoconducto para salir de la Nunciatura y del país al saliente presidente de la República, doctor Joaquín Balaguer. En la foto del 4 de abril de 1962 y publicada en El Caribe el 5 de abril de 1962, fecha a la cual corresponde esta foto, el canciller Bonilla Atiles y el presidente de Estados Unidos John F. Kennedy observan la mecedora obsequiada por el primero al presidente estadounidense, por lo cual, en lo adelante, se conoció a Bonilla como “Toño mecedora”. En el gobierno del Triunvirato, en 1963, fue designado cónsul en Puerto Rico, luego fue embajador ante la OEA y embajador ante el gobierno de los Estados Unidos, en 1964.

3. Voto en la OEA
A raíz de los acontecimientos ocurridos el 24 de abril de 1965, en lo cuales se procuraba retornar al depuesto presidente Juan Bosch al poder, los constitucionalistas depusieron al gobierno ilegítimo del Triunvirato, gobierno que en 1964 había designado a José Antonio Bonilla Atiles como embajador ante la Organización de los Estados Americanos. Estos conflictos provocaron que los Estados Unidos enviaran a la República Dominicana un despliegue de 23 mil soldados con la excusa de que se hacía con el fin de preservar vidas americanas, intervención que causó un alto repudio a nivel internacional. Estados Unidos trató de legitimarla, involucrando la Organización de los Estados Americanos para darle carácter multilateral, y es así donde en una reunión de ministros de Relaciones Exteriores, se toma la decisión de crear la Fuerza Interamericana de Paz en la cual participarían tropas de varios países. Para validar esta resolución, se debían obtener al menos 14 votos a favor, y solo se obtuvieron 13. El voto que faltaba se consiguió gracias a que Estados Unidos hizo votar al representante dominicano ante la OEA, Bonilla Atiles, quien, a raíz de la deposición del Triunvirato, ya no ostentaba este cargo al que había renunciado. En la foto del 12 de octubre de 1963, el licenciado Bonilla Atiles en el Consejo de la OEA.