“Como directora busco trabajos que sean realizables”

“No tengo inhibiciones. Si un papel amerita un desnudo o un acto sexual, lo hago”.

Niurka Mota distribuye su tiempo entre la actuación y la dirección de teatro, pero aun le queda otra pasión: Las clases de bordado que imparte en Infotep

Niurka Mota tuvo unos amores tempranos con el teatro y el arte, pero en el camino tomó otro rumbo. Fue desarrollando otras tareas, a las que se dedicó con esmero, sin olvidar su pasión por las artes.

Luego de un tiempo, cuando ya había formado su familia, se reencontró con el teatro, en el Club Arroyo Hondo.

Desde entonces, sientiéndose más segura y al disponer de más tiempo para hacer su trabajo, lo asumió como profesión.
Comenzó como actriz, pero al poco tiempo le atrajo el trabajo de dirección teatral, algo que le apasiona y para el cual se prepara cada día.

Como directora se integra con su equipo de actores, para crear un ambiente de armonía, pero también, para un aprendizaje mutuo.
Como actriz, afirma que no conoce límites, ni inhibiciones a la hora de poner en escena a un personaje, no la detiene que ese personaje tenga que hacer un desnudo o alguna escena de sexo.

1. Familia corta
Nací en Hato Mayor del Rey. Vengo de una familia prácticamente corta. Éramos mi madre, mi padre y tres hermanos. Tenemos tíos y primos, pero no es una familia muy numerosa. En los tiempos en los que me formé, fue el tiempo de Trujillo, porque a mí me tocó vivir los últimos tiempos de la época de Trujillo. Es decir, que era una educación muy formal, de muchas obligaciones. Mis padres se llamaban, Ersimidio Mota y Emilia Céspedes.

2. Economía Doméstica
En la escuela, además de las clases tradicionales, una aprendía lo que se llamaba Economía Doméstica. Estaban las escuelas de arte y las escuelas técnicas de manualidades. Asistir a esas clases era obligatorio. Desde el principio me incliné por el lado del arte.
Siempre estaba en las veladas, cantaba mucho. Ese típico personaje de pueblo, que siempre está cantando o está recitando, así era yo. Pero como por obligación tenía que aprender las m anualidades, quién me diría a mí que finalmente no llegaría a tener ninguna profesión universitaria y que me iba a pasar la vida entera haciendo las dos cosas que más me gustan en la vida, que es hacer manualidades y hacer teatro. Es decir, que he vivido de las dos asignaturas que eran extracurriculares. Estudié y me profesionalicé en esas dos áreas.

3. A trabajar
Cuando me llegó el tiempo de salir de Hato Mayor a la capital, fue el tiempo de comenzar a trabajar. Para ese entonces, yo tenía 16 años y en esa época uno lo que se ponía era a estudiar mecanografía y otros cursos que le permitieran trabajar en los empleos públicos. Comencé a trabajar en Agricultura cuando tenía 20 años. Ahí estuve un tiempo. Luego la vida a uno le cambia. Uno se casa y comienza a tener su familia. Así fue como comencé a realizar lo que más me gusta en la vida, que es impartir clases de bordados y ser actriz de teatro.

4. Más 37 años educando
Me he pasado la vida entera enseñando a bordar a mano, que es una de mis actividades principales, de hecho imparto esas clases en Infotep. Tengo escuelas y enseño en clubes. Tengo 37 años enseñando a bordar. Te puedo decir que en los últimos 25 años, todo el que sabe bordar aquí, ha pasado por mis manos. Ese mismo tiempo lo llevo como actriz. Son dos carreras que las he llevado a la par. Mi familia siempre me ha apoyado en todo lo que hago. Yo soy una actriz dramática, me gustan mucho las comedias dramáticas. Es decir, los temas que te dicen cosas serias pero en claves de humor. En la comedia como tal, no he incursionado mucho, yo diría que por difícil, porque la gente piensa que la comedia es muy fácil, pero no es así. Siempre me he inclinado por el drama y me ha tocado siempre hacer trabajos dramáticos o comedias dramáticas, que llevan un poco de drama y un poco de humor.

5. El reencuentro
Luego de venir a la capital comencé a trabajar, a hacer familia, pero me reencontré con el teatro nueva vez. Ya era una mujer madura con mi familia. Eso vino de una forma inesperada. En el año 1976 más o menos, mi esposo y yo nos hicimos socios del Club Arroyo Hondo y en ese tiempo en el club se hizo una campaña de desarrollo cultural, y entre ellas se incluyó el teatro, el baile, fue como un movimiento cultural que hubo en ese tiempo en Arroyo Hondo. Ahí encajé yo. Una mujer madura, ama de casa, que ya no tenía obligaciones. Entonces comencé a insertarme en ese movimiento cultural del club, donde habían profesores de teatro, y recuerdo que el primero fue Giovanni Cruz, que para ese entonces estaba jovencito. Así se formó el Grupo de Teatro del Club Arroyo Hondo. Ahí comencé realmente a incursionar de forma física en el teatro, porque me había pasado la vida leyendo y viendo obras de teatro.

6. Dos debuts
Tengo dos obras de debut en el teatro. Tengo una, la que no fue profesional, que fue en el Club Arroyo Hondo, se llamaba “La Reunión”. Esa fue mi primera obra en el club, y después hicimos “La Casa de Bernarda Alba”. En el Club Arroyo Hondo tuvimos una actividad de algunos seis años, haciendo obras para consumo del club, pero después vino doña Germana Quintana a dirigir el teatro del club. A los dos o tres años, ella me dio la oportunidad de comenzar mi carrera profesional y recuerdo que la primera obra fue “Cómo educar un sinvergüenza”, que la hice con Lidia Ariza y con Kenny Grullón. Ese fue mi debut profesional, y a partir de ahí yo seguí haciendo teatro. Es decir, que tengo 30 años ininterrumpidos haciendo teatro.

7. El actor nace y se hace
Todo el mundo tiene una vena o de artista, o de alguna capacidad o aptitud. Tú naces y vas adquiriendo los conocimientos que te dan la vida y la escuela y vas desarrollando algunas cosas que te gustan. Pero te digo que nace, porque es parte de tu interior, ahora, se hace cuando lo desarrollas. También es muy traído por las manos y no creo mucho en eso, de que de buenas a primeras una persona que nunca ha tenido ni siquiera inclinación de actuar, que es una persona que está acostumbrada a otro tipo de cosas, tú lo vas a tomar y lo vas a convertir en un gran actor. Lo puedes hacer, pero te va a costar un trabajo enorme, porque lo primero que tienes que hacer es desarrollarle el amor por el arte. Siempre pienso que el actor se hace porque ya lleva un interés, porque ya nació con alguna inclinación, entonces, lo que hace es desarrollarla. Esa es una opinión muy personal.

8. Actriz y directora
Como actriz he tenido que encarnar personajes que son muy fuertes para mí. Por ejemplo, en El desahogo de una viuda, donde hago un monólogo muy interesante, fue un trabajo muy difícil. Cuando tú haces un monólogo de humor, divertido, tienes los elementos que te pueden ayudar, pero cuando tú tienes un tema como el que me tocó en El desahogo de una viuda, que lo primero que le muestras al público es un cadáver, un ataúd, es muy difícil mantener al público atento y concentrado en una obra que va a tratar única y exclusivamente de enjuiciar a tu marido que murió. Era un tema muy fuerte, pero gracias Dios que también tenía pequeñas claves de humor, que le daban un descanso tanto a mí como al público. Ese para mí fue un papel muy difícil y que me ha identificado como actriz. Lo he representado 250 veces. Lo he llevado al extranjero. En Miami lo he representado tres veces. En Santiago, que es una plaza muy difícil, lo he hecho 19 veces. Yo tuve un tiempo que iba a los supermercados y la gente me decía: Usted es la viuda. A mí si me gusto esa obra. La gente se identifica con el trabajo. Eso es muy gratificante. Después tuve una actuación que yo considero que es uno de mis trabajos más perfectos, que fue La pareja abierta. Esa fue una obra con la que me identifiqué mucho, fue muy difícil, pero con ella me encariñé mucho. Después todos los trabajos son bonitos. Como directora, tengo la ventaja de que mi sistema de trabajo de dirección lo aprendí de don Danilo Taveras, que ha sido uno de los mejores directores que ha tenido este país. El sistema de él, que yo adopto, es el de convivencia, los estudios de mesa, que yo los prolongo bastante, a veces duramos hasta un mes en estudios de mesa, porque en ese ejercicio uno aprende mucho del actor, del director y los actores aprenden mucho de sus compañeros, y cuando vienes a ver se hace una familia y cuando se comienza a trabajar las cosas se facilitan, no se dificultan tanto.

9. Dos matrimonios
Me he casado dos veces. Tengo una hija de mi primer matrimonio, se llama Maurín; y tengo tres nietos maravillosos, que son los que han hecho que mi familia crezca. Tengo dos nietas y un nieto, y para satisfacción mía las dos nietas tienen inclinaciones artísticas. La grande ya debutó como actriz y la pequeña, que ya tiene 16 años, canta como los ángeles. Estudiaron con Amaury Sánchez, estuvieron en su academia. Estoy feliz, Bárbara está estudiando Comunicación y piensa dedicarse a ser actriz definitivamente. Actualmente estoy soltera. Llevo 20 años soltera.

10. Momentos tristes
Lo más difícil que he enfrentado es la muerte de mi mamá, porque fue inesperada y lejos de nosotros. No estuvimos ahí en ese momento. Eso me ha marcado y me pone muy triste.
Nosotros la mandamos a Hato Mayor a pasarse unos días con la única hermana que le quedaba allá. Ella estaba muy feliz, incluso la llamamos para irla a buscar y nos dijo que no, que se quería quedar, que estaba muy feliz. En la mañana conversé con ella y en la tarde me llamaron que había muerto de un infarto.

Entonces, para nosotros fue muy difícil ir allá a buscar su cadáver. Siempre fuimos una familia muy unida. Ese recuerdo es muy doloroso para mí. Es el único recuerdo realmente triste que yo tengo. Aun la muerte de mi padre, que también fue muy triste, no fue tanto porque lo esperábamos. Sentí mucho la muerte de Danilo Taveras.

Entre la actuación y la dirección

“Me gustan los dos roles, porque cuando tengo un buen tema en las manos para desarrollarlo como actriz, me siento feliz, porque uno nunca deja de ser actriz, pero la dirección me da otra perspectiva porque tengo que preocuparme por muchas cosas a la vez, mientras que en la actuación yo se lo dejo al productor o al director y solo me limito a actuar. En la dirección, en la que algunas veces he sido productora también, la perspectiva es más amplia, porque tengo que cuidar la escenografía, el tema, los actores, el ritmo, tengo que involucrarme con la producción para poder lograr lo que buscamos, me involucro con la publicidad para que llegue a la gente como uno quiere, debo trabajar con los autores cuando me permiten realizar algunas adaptaciones, en fin, es un trabajo más complicado y abarcador, pero cuando uno lo tiene como meta y entiende que eso es lo definitivo, te encargas de perfeccionarte cada vez más para poder sacar un trabajo creíble y que la gente lo aprecie. Si aparece una buena obra, algún tema que me interese y que sienta que puede ser satisfactorio para mí, yo lo hago. Pero lo que está en mi futuro solamente es la actuación. Estoy buscando un tema, yo sé que existe, lo he visto muchas veces, lo que pasa es que no me he topado con la obra, para hacer una abuela. No quiero hacer una obra madre e hija, no. Quiero hacer una abuela y su nieta. Ando buscando ese trabajo y lo voy a hacer, porque nunca he hecho trabajo de abuelita, siempre he hecho trabajos de madre. Ese trabajo lo quisiera hacer como actriz. Como directora busco buenos trabajos, pero que sean realizables. El teatro es impredecible. Suceden cosas que te obligan a suspender una obra. Lo que más valoro de esta carrera es la libertad que tengo para hacerla. En el sentido casi estricto de la palabra. No tengo nada que me impida hacer teatro, pero también tengo la apertura mental para hacer personajes. No tengo inhibiciones. Si un papel amerita un desnudo o un acto sexual, lo hago. No tengo inhibiciones

Personaje
Quiero hacer una abuela y su nieta, porque nunca he hecho trabajo de abuelita. Siempre he hecho trabajos de madre”.

Libre
Lo que más valoro de esta carrera es la libertad que tengo para hacerla. No tengo nada que me impida hacer teatro”.

Calidad
Si aparece una buena obra, algún tema que me interese y que sienta que puede ser satisfactorio para mí, yo lo hago”.

Talento
Tú naces y vas adquiriendo los conocimientos que te dan la vida y la escuela y vas desarrollando algunas cosas que te gustan”.