Reto de Warriors: no perder el hambre de títulos

Stephen Curry.

Steve Kerr recientemente planteó una pregunta a las luminarias de Golden State: ¿Qué debería decirle a un equipo que ha ganado campeonatos en dos de las últimas tres campañas y alcanzó la final en el otro?

¿Cómo alentar a un grupo que ha ganado 67, 73 y 67 partidos en las últimas tres temporadas? “Tiene que ser sobre lo que es importante para nosotros”, dijo Kerr. “El gozo de venir a entrenar todos los días es importante, el proceso”.

Kerr le pide a los jugadores de los Warriors a que encuentren formas de mejorar. Está paneando formas de que no se vuelvan conformistas, mantengan la ambición que ha convertido la franquicia en un eterno contendiente con nombres como Stephen Curry, Kevin Durant y Draymond Green encabezando la carga tras décadas de futilidad.

“Ha sido realmente fluido. Existe una conexión y cierta expectativa de cómo vamos a jugar comparado con el año pasado”, dijo Curry. “Hubo un par de interrogantes cuando llegamos a los entrenamientos y un proceso de tanteo, pero el entrenador nos ha retado a concentrarnos en los detalles de cómo podemos mejorar respecto al año pasado. Bromeó con nosotros: ‘Qué le digo a un grupo que ganó 67 partidos o más de 65 en cada uno de los últimos tres años, dos campeonatos, cómo le dices a un equipo así que hay que mejorar?’ Básicamente, se trata de seguir trabajando en nuestra ofensiva, crear pantallas, las transiciones”.

Lo que ha logrado la franquicia en las últimas tres campañas es algo que Green no puede obviar. “Es algo especial”, dijo. “Y pienso que muchas veces en la vida nos olvidamos de vivir el momento, especialmente en esta era, los medios sociales _‘déjame grabar esto’_ perdiéndome todo lo que veo porque lo miro en el teléfono. Te olvidas de disfrutar el momento. Por mucho que trato de disfrutar el momento, nunca lo entiendes completamente hasta que se acabó”.