¿Quiénes correrán?

El todavía “flamante” director policial, comenzó advirtiéndoles a los delincuentes que empezaran a correr. Pero como van las cosas, quienes terminarán huyendo son los policías, que caen frente a los criminales. Pues Ney Aldrin Bautista debe mostrar sus garras preventivas, más allá de su “amenaza” de mandar a correr a los delincuentes. La noche del miércoles asesinaron a un militar armado en su propio colmado, y la noche del lunes dos asaltantes asesinaron a un cabo de la policía durante una persecución de bandoleros. Los robos y atracos siguen a la orden del día. Imagínese, si matan a hombres entrenados, policías y militares, ¿qué será de las personas simples? Ya sabemos quienes deben correr.