La convención del PRM marcha sobre ruedas

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) ha programado el calendario de labores que coronará con la realización de su Convención Nacional Ordinaria para elegir sus presidentes, vicepresidentes, secretarios generales y subsecretarios generales mediante el voto universal y secreto de la militancia.

Además de elegir a los mandos principales de su estructura de dirección a todos los niveles y en todo el territorio nacional y las seccionales del exterior, el PRM dejará constituido su Registro de Militantes o padrón electoral interno que dirá en un primer mapeo quiénes son, cuántos son y dónde están sus miembros.

Los trabajos de la convención electora del PRM se desarrollan cuando el partido cuenta apenas con un par de años de existencia y el sistema político nacional afronta una severa crisis que se busca superar mediante una reforma a las leyes electoral y de partidos.

Justo antes de que arreciara el debate acerca sobre si las candidaturas de los partidos deben ser elegidas por sus militancias, con su padrón interno o cerrado, o si pudieran elegirlas personas extrañas a los partidos, padrón abierto.

Para la celebración de la Convención Ordinaria primero fueron confirmadas y completadas las estructuras orgánicas, los comités directivos, y ahora el proceso está centrado en las inscripciones del Programa para el Registro de Militantes, PREMIL, que servirá de materia prima a la creación del nuevo padrón interno.

En todos los municipios y zonas en los que han sido distribuidos los formularios de inscripciones, las bases del PRM los han recibido alborozadas, deseosas de contribuir a la conformación de un gran y efectivo padrón electoral interno.

A ese fervor ha contribuido la decisión de la dirección del partido, encabezada por su dirigencia nacional y el liderazgo político nacional, provincial y municipal de todo el país dando su apoyo al proceso.

Luis Abinader e Hipólito Mejía, las dos principales figuras políticas del partido, el presidente Andrés Bautista, y los secretarios general, y de organización, Jesús Vásquez y Deligne Ascensión han comprometido su respaldo y entusiasmo al proceso convencional.

La Dirección Ejecutiva ha dado muestras de responsabilidad y alto sentido colegiado, siendo especialmente destacados los desempeños de Hugo Tolentino Dipp, Milagros Ortiz Bosch, Ivelisse Prats y Sonia Guzmán, entre otros, que han confirmado su valía de dirigentes con responsabilidad de sentido histórico.

El entusiasmo de la dirigencia media y de las bases se explica en su conciencia de que una buena convención es el instrumento fundamental para sustentar su estructura política en la participación democrática y ordenada de sus miembros.

Y, es de especial importancia que el éxito de esta convención será una primera derrota para las pretensiones continuistas del sector más atrasado del PLD. Ellos lo saben, por eso mantienen a sus bocinas intentando meter cuñas y sembrar cizaña en los medios.
El proceso de la convención electoral del PRM quizás no sea perfecto, como no puede serlo ninguna obra humana, pero en lo fundamental va muy bien, tanto en sus aspectos cuantitativos como cualitativos. Adelante.