¡Quién sabe!

El PLD ha sido hasta ahora el partido paradigmático en disciplina interna. “Lavan sus trapos sucios en casa”. Eso se está modificando, y ahora se baten por las redes. Chocan las ideas de los dos grupos dominantes, Danilo y Leonel. Pero el PLD ha sufrido fracturas, incluso importantes, como la salida de Rafael Alburquerque, con su Partido del Pueblo Dominicano (PPD), el Partido de la Unidad Democrática (UD), de Toñito Abreu. Otros grupos menores también migraron, pero casi todos volvieron cuando Leonel Fernández los llevó al poder. Lo que no ha habido es una división desde el poder. Eso es una constante en la historia nacional, y no habría que descartarlo. ¡Quién sabe!