Boxeo de RD y sus efímeros monarcas mundiales

Claudio Marrero fue el más reciente campeón dominicano.

El boxeo profesional de República Dominicana ha parido 25 campeones mundiales (21 varones y cuatro hembras).

No obstante, esa positiva historia, escrita con muchos sacrificios -sin sus protagonistas tener respaldo del Estado ni del poderoso sector privado-, tiene una especial arista negativa.

¿De cuál arista se habla? Aquí la respuesta: La referente a que los monarcas dominicanos, salvo dos honrosas excepciones, no duran mucho tiempo como dueños de sus coronas…¡son campeones mundiales efímeros!

Los monarcas mundiales criollos, tras conquistar coronas, pasan a ser titulares efímeros. Los ejemplos sobran, y están ahí, a la vista del universo boxístico local. Claudio Marrero, joven peleador de las 126 libras (peso pluma), es el más reciente fracaso como campeón del mundo, tras sufrir, y se dice que fue “sorpresa”, un inesperado nocaut en el séptimo round.

Marrero, de guardia zurda, fue noqueado por el puertorriqueño Jesús Rojas en la pelea principal del cartel internacional, montado el pasado 15 de septiembre, en un área del monumental hotel MGM de la ciudad de Las Vegas Nevada (Estados Unidos).

Había ganado el cetro interino pluma, avalado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), al derrotar por un fulminante nocaut en el primer round al peruano Carlos Zambrano. Con tan amarga derrota, Marrero dejó caer su palabra empeñada… porque había asegurado que iba a ser un campeón mundial duradero “y lo afirmo que estoy preparado para ser campeón por buen tiempo”. Marrero estaba ganando cómodamente el combate ante Rojas , incluso, según opinión de periodistas que cubrieron la pelea, de los primeros seis rounds, por lo menos el criollo había sido favorecido por los jueces en cuatro. Pero un “descuido” del peleador dominicano -el propio Marrero lo admitió- frenó su posibilidad de salir airoso. Un duro recto volado en medio de un intercambio de golpes llegó a la mandíbula del destronado monarca pluma interino de la AMB.

¿Por qué fracasan?

Pero ¿Por qué fracasan los campeones mundiales de República Dominicana ? Preguntan expertos al evaluar los “interinatos” de los púgiles quisqueyanos. Otro de los titulares criollos (mundiales) que fracasó en por lo menos su primer o segundo intento, en defensa de su corona, fue Johnatan Guzmán. Este se coronó campeón mundial supergallo, pero en la primera defensa perdió la faja… Para muchos, incluidos sus fans y entrenadores, fue también una sorpresa negativa.

Leonardo (Leo) Cruz, el más duradero

Leonardo –Leo- Cruz, quien ganó el campeonato mundial supergallo el 12 de junio de 1982, en Miami, sigue siendo el más duradero de los monarcas criollos. Leo Cruz se adueñó del cinturón de las 112 libras, que tuvo el respaldo de la AMB, cuando venció en 15 asaltos al argentino Sergio Víctor Palma. Tras tres exitosas defensas, incluida la que hizo el 23 de agosto de 1983 (en pelea celebrada en el Estadio Quisqueya) Leo no pudo retener su faja.