Jurrjens llegó al Licey con las pilas puestas

Se espera que Jurrjens sea uno de los abridores del Licey para la temporada invernal.

Jair Jurrjens se mostró impaciente cuando recibió la llamada de Fernando Ravelo para que reforzara a los Tigres del Licey para la temporada invernal 2017-2018, pautada para arrancar el 13 de octubre.

El lanzador, que en las Grandes Ligas tuvo sus mejores años con los Bravos de Atlanta, comenzó a indagar sobre la pelota dominicana. Pero es en la barbería “Dominican Barber Shop”, ubicada en Atlanta, Georgia, donde Jurrjens se recorta, que obtiene la mayor cantidad de información requerida y llegar a la República Dominicana “empapado de la situación”.

De lo primero que le expresaron en la barbería, cuyos propietarios son dominicanos, es lo exigente que es la fanaticada azul. “Escuchaba esos reclamos constantemente”, expresó Jurrjens durante una pausa en las prácticas del Licey en el complejo de los Marineros de Seattle en Boca Chica. “La mayoría de los que recortan allí son fanáticos del Licey. Ellos mismos me dijeron que tenía que ponerme las pilas y hacer un buen trabajo acá”, agregó.

Jurrjens, una vez debute con los actuales campeones nacionales, se convertirá en el tercer jugador curazoleño que militará en la pelota invernal con ese conjunto. El inicialista Randal Simons fue el primero en hacerlo en la campaña 1999-2000. También lo hizo el paracorto Jurickson Profar en la estación 2012-13.

“También me dijeron que tengo que prepararme muy bien cuando vaya a enfrentarme a las Águilas, que junto al Licey son los equipos más emocionantes que hay en la República Dominicana. Ya estoy loco por verme en esa situación (risas)”, apuntó el derecho de 31 años.

Jurrjens manifestó que desde que recibió la llamada de Ravelo, hizo contacto con su compatriota Profar, quien a su vez le habló sobre el trato que el conjunto azul le da a los jugadores extranjeros una v ez están viendo acción.

Una decisión fácil de aceptar llamada azul

Jurrjens, quien fue suspendido en las ligas menores por el consumo de sustancias controladas, estaba listo para comenzar a buscar trabajo en el invierno. “Tras la suspensión estaba esperando estar más cerca del fin de la temporada en las ligas menores para buscar un equipo para jugar en el invierno. El Licey me llamó, hice una investigación y vi que era el mejor de aquí”, dijo.