Madre de Emely Peguero Polanco no ve televisión por temor a ver cadáver de su hija

Adalgisa Polanco, madre de la adolescente Emely Peguero.
Adalgisa Polanco, madre de la adolescente Emely Peguero.

Con una profunda  tristeza reflejada en el rostro, Adalgisa Polanco hizo un llamado a las madres a no confiar en nadie por mucha confianza que le tengan.

Santiago.-“No sé decirte con detalles de esos casos porque no veo las noticias, desde que ocurrió lo de mi hija no he vuelto a ver televisión por temor de ver el momento en que destapan el cadáver de mi niña”.

Así se expresó Adalgisa Polanco, madre de la adolescente Emely Peguero, durante una vigilia realizada en la ciudad de Santiago, en repudio a las últimas muertes de mujeres a manos de hombres  en hechos sangrientos que han estremecido al país.

Con una profunda  tristeza reflejada en el rostro, Polanco hizo un llamado a las madres a no confiar en nadie por mucha confianza que le tengan, ya que por su experiencia se ha dado cuenta que nunca se sabe lo que pasa por la mente de una persona a la que se cree conocer desde siempre.

Dijo sentirse confiada en que la justicia actúe acorde con las leyes del país a fin de que los que le quitaron la vida a su hija paguen por lo que hicieron.

La progenitora de Emely Peguero, asesinada el mes pasado presuntamente por su novio, Marlon Martínez, dijo sentirse agradecida del apoyo que ha recibido a raíz de la tragedia que ha vivido su familia con la muerte de la estudiante de 16 años y que tenía cinco meses de gestación.

“Me siento muy agradecida”, refirió Adalgisa al caminar junto a cientos de mujeres de distintas organizaciones sociales de Santiago, quienes demandaron acciones claras que ayuden a disminuir la cultura de violencia que afecta al género en los actuales momentos.

Durante la vigilia organizada por el Nicleo de Apoyo a la Mujer, Casa Abierta, Profamilia y otras entidades, se incendiaron velas y se expusieron fotografías de Emily Peguero, de 16 años; Dioskairy Gómez, de 17; Rosalinda Yan, de 19; Vianela Reynoso Amparo, de 13; Thalia Reynoso, de 21; Kimberly Adón, de 16, y la menor Carla Masiel fueron expuestas en el parque Duarte en el listado de víctimas de violencia. A la manifestación se sumaron, estudiantes de escuelas.