Falta agua por Irma; reos sin trasladar

Los internos de Rafey fueron desalojados el pasado miércoles.

Santiago. La secuela de daños causados por el paso del huracán Irma mantiene varias comunidades de la provincia Puerto Plata sin el servicio de agua potable, pese a la entrada en operaciones de varios acueductos.

A pesar de que supuestamente el problema eléctrico fue restablecido en un 95 por ciento, también llueven las quejas por los largos apagones. En otras comunidades, específicamente en la parte alta de San Felipe, municipio cabecera de Puerto Plata, aún no llega la luz.

El director general de la Corporación de Acueductos y Alcantarillados (Coraaplata), Onésimo Reyes, informó que lograron restablecer el servicio de agua potable en varias comunidades.

Al menos cuatro municipios quedaron sin el vital líquido debido a que todos los acueductos de la zona oeste de la provincia se encontraban fuera de servicio por la falta de energía eléctrica. Los acueductos más afectados se encuentran en los municipios de Imbert, Altamira, Luperón y la Isabela.

Problemática

Reyes dijo que los sistemas procesadores de agua se encontraban fuera de operación por las averías causadas por los fuertes vientos producidos por el huracán en la costa norte.

En tanto, los 748 internos de Rafey Hombre y Mujeres permanecen en los centros penitenciarios de El Pinito de La Vega y el local de Casa Blanca, donde fueron trasladados tras el paso del huracán Irma.

El pasado día cinco de este mes, previo al paso del huracán, la Procuraduría General de la República dispuso que los internos de Puerto Plata fueran trasladados a las oficinas administrativas del Modelo Penitenciario en esa provincia.

Los 680 de Rafey Hombres siguen en El Pinito y las 68 mujeres en el Centro Abierto de Licey al Medio.

Aún no hay fecha para presos volver a Rafey

Las autoridades por el momento no han establecido la fecha de traslado a sus centros, a pesar de que el paso del huracán José no representa ningún peligro. Entre las reclusas trasladadas, se encuentra Marlyn Martínez, madre de Marlon Martínez, ambos acusados del asesinato de la adolescente Emely Peguero de 16 años de edad y cinco meses en estado de gestación.