McGrady ingresa al Salón de la Fama, pero aminora festejo

Tracy McGrady durante el homenaje ayer en Springfield.

Tracy McGrady dijo que debió atemperar su festejo como nuevo miembro del Salón de la Fama ante el impacto que el huracán Harvey tuvo en su familia en Texas.

McGrady, siete veces elegido para el Juego de Estrellas de la NBA y dos veces el máximo anotador de la liga, estuvo entre las 11 personalidades que fueron homenajeadas en Springfield. “Aunque este fin de semana es fabuloso y me siento honrado, mi gente es más importante”, dijo McGrady. “Mucho más importante”.

McGrady dijo que su propiedad en Sugar Land, Texas, sufrió daños menores por la tormenta, permitiéndole a él y a su esposa recibir a las familias de cinco parientes y amigos durante tres días tras las evacuaciones que se ordenaron. También organizó una comida durante el feriado del Día del Trabajo en Houston para 800 víctimas del huracán.

“Mi hermana se quedó en mi casa, y traté de llevarla en auto a su casa. Ver esos autos bajo el agua y no saber si hay gente adentro — es real”, dijo. McGrady le atribuyó a su esposa, CleRenda, la idea de organizar una barbacoa para los afectados en el Tercer Cuartel de Houston. Algunos amigos abrieron su iglesia para el evento, y en menos de 24 horas se hizo. Más de 800 personas locales asistieron al lugar.

Al reunirse con los reporteros después de la presentación de la chaqueta del jueves, McGrady compartió algunos momentos más ligeros. Bromeó mostrando a sus hijos un video de sus mejores juegos e intentando que entendieran que él no sólo jugó contra algunos de los mejores de la NBA como Michael Jordan y Shaquille O’Neal, sino que también tuvo su importancia en la liga. Otro que fue enaltecido fue Jerry Krause, el exgerente de los Bulls que falleció en marzo. Además, Mannie Jackson, quien fue jugador de los Trotamundos de Harlem y ahora es dueño de ese equipo.

También fueron elevadas dos figuras del básquetbol femenino en Estados Unidos: Rebecca Lobo, campeona olímpica en los Juegos de Atlanta, y Muffet McGraw, entrenadora de la Universidad de Notre Dame.