La Medicina Nuclear en RD

El gran precursor de esta especialidad en el país fue el doctor Rafael González Massenet.

Esta especialidad en la Medicina, inició sus andares internacionalmente desde finales de la década del 1940. Pese a algunos intentos de la década del 1950, no fue hasta la década del 1960 que se inició en nuestro país el desarrollo de esta importante aplicación diagnóstica.

A finales de la Era de Trujillo, al Hospital Militar Marión vinieron médicos norteamericanos a realizar estudios de tiroides, tales como mediciones volumétricas o detección de hiperfunción.
En el Hospital Juan Pablo Pina, se menciona en la prensa de la época, la realización de pruebas para análisis de hígado y riñón.

El gran precursor de esta especialidad en el país fue el Dr. Rafael González Massenet, quien había asistido representando al país a diversos encuentros sobre medicina nuclear y energía atómica en varios países de América y Europa.

Es precisamente el doctor González, quien inicia la utilización regular de la medicina nuclear en la Clínica doctor Abel González desde el 1962.

Hacia el 1968, el doctor Ricardo García Martínez, inicia el primer departamento hospitalario de medicina nuclear en el Hospital Dr. Salvador B. Gautier.

De hecho, en octubre del 1970, el doctor García Martínez, reporta en la prensa de la época, el primer estudio de medicina nuclear en el bazo.

El doctor García Martínez, jefe del Departamento de Medicina Nuclear del Hospital Gautier, señaló la importancia de ese estudio sobre un órgano tan importante y que no se podía visualizar por radiografías.

Con ese estudio el Hospital Gautier, consiguió un gran avance en la medicina dominicana, con un estudio en esos tiempos necesario para el diagnóstico preciso de enfermedades como las leucemias.

De igual forma el doctor García Martínez colaboró en sus inicios con el departamento de medicina nuclear del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición, el INDEN, que siguiendo la visión de su fundador el doctor J.A. Hazoury, quería ofrecer lo mejor de lo mejor a los pacientes de ese centro.

Y por eso en el 1972, el doctor Hazoury, anunciaba la inauguración de un moderno departamento y laboratorio de medicina nuclear, que ofrecía la mejor tecnología diagnóstica para las enfermedades de la tiroides, del hígado y de los huesos, entre otras ramas de la medicina.

En ese departamento del INDEN a lo largo del tiempo se destacaron figuras como los doctores Mariano Estrada, Guillermo Defilló, Rolando Cedeño o Humberto Núñez, entre otros.

En ese centro, se instaló la primera gammacámara en el país.
En la década del 1970 el doctor Rafael González Gautreaux creó el departamento de Medicina Nuclear en el centro médico de la Universidad Central del Este. También en esos años se destacó la doctora Gloria Abreu, quien ofrecía sus servicios privadamente.
A finales de la década del 1980, regresó al país el doctor Guillermo Defilló Guerrero, una de las figuras de mayor relevancia en el desarrollo de la medicina nuclear en nuestro país.

En el 1992, el doctor Defilló, abrió un centro en la calle Elvira de Mendoza, que pese a contar con todos los permisos nacionales y extranjeros, motivó un gran conflicto social, por lo que tuvo que cerrar y abrir de nuevo dos años más tarde en el Centro de Otorrinolaringología y Especialidades.

Luego el doctor Defilló inauguró un moderno centro, en donde se realizó en el 1996 el primer estudio de cardiología nuclear, el SPECT cardíaco, para evaluar las cavidades de corazón y la presencia o no de infartos.

Hoy en día esta especialidad ofrece una gran cantidad de diagnósticos en multitud de patologías, para beneficio de los pacientes y un mejor servicio a la medicina dominicana.