Abogado de sacerdote dice el Arzobispado de Santo Domingo lo contrató

13641

El abogado de Elvin Taveras, acusado de ultimar a un joven de 16 años, con quien supuestamente mantenía una relación sexual, dijo este jueves que el Arzobispado de Santo Domingo fue que  lo contrató para defender al suspendido sacerdote.

Aunque al ser abordado por miembros de la prensa al llegar la Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo, donde le sería conocida hoy la medida de coerción a Taveras, primero dijo que se le había olvidado el nombre de la persona que lo contrató, luego manifestó que tenía todo el derecho de reservarse el nombre y finalmente reconoció que fue el Arzobispado.

“Estoy representando a una parte de la Iglesia Católica que me pidió que le asistiera…”, dijo.

Ante la pregunta: ¿El sacerdote lo contrató o fue el Arzobispado de Santo Domingo? Sostuvo: “fue el Arzobispado de Santo Domingo”.

Sobre el año de prisión preventiva que solicitó el Ministerio Público para su defendido, consideró que se trató de un error porque en sus documentos llegó uno de otro caso, “fue el expediente que no corresponde (…) este documento se extrapapeló y de ahí es que han tomada esa premisa, todavía el fiscal no ha pedido nada”, expresó el abogado, quien dijo que la información el fiscal solo se la suministró a la prensa.

Dice confesión de sacerdote no vale

El abogado, que no se identificó, manifestó que su defendido es inocente hasta que se demuestre lo contrario, aunque el mismo se haya inculpado.

“La autoincriminación está prohibida en el nuevo código, yo puedo decir: lo hice. Hay una cosa en el nuevo modelo de justicia, aquellos que decían a confesión de parte, relevo de prueba, ya eso no existe”, subrayó.

El sacerdote está acusado de ultimar a martillazos y acuchillado a Fernelis Carrión, de 16 años, en la comunidad El Torito, Santo Domingo Norte.

Fernelis pertenecia a un grupo de jóvenes que tenían una escuela de música, era monaguillo y cursaba el segundo año de bachillerato.

Iglesia pedía a la justicia actuar

El martes ocho de este mes, la Arquidiócesis de Santo Domingo anunció que suspendía al sacerdote Elvin Taveras de manera “cautelar” y que pedían “a las autoridades que, basados en la verdad de los hechos, apliquen las sanciones previstas en el Código Penal”.

En el mismo comunicado, expresó su pesar a la familia de Fernelis, de quien dijo: “acompañamos en su dolor a la familia Carrión Saviñón, a la cual le expresamos nuestra cercanía, les pedimos perdón y les aseguramos nuestras oraciones”.