“Tener metas es importante para darle sentido a la vida”

Ofemil Abreu inició como expositor de actividades y eventos artísticos a los 16 años.

En el ámbito de las artes, se inició en el patio de su casa, cuando era un niño, en el tiempo de los garabatos. Desde muy joven, ha tenido el don para concebir obras originales, características de su gran imaginación y con fuerte inclinación a la protección de la madre tierra y el medio ambiente. Estudió Artes Plásticas y Coreografía en la escuela de diseño de Chavón; Serigrafía, en el Centro de la Cultura Ercilia Pepín, y otros cursos técnicos de Arquitectura en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA). Su preparación en el mundo del arte es constante, ya que a diario se rodea de jóvenes a los que enseña dibujo y pintura, y de paso aprende con las inquietudes que estos le manifiestan. Ofemil, amante de las artes plásticas y la Arquitectura, se inicia como docente a los 22 años, cuando entendió que el talento que le dio su creador, no debía ser solo para él, y que enseñar lo que sabe le daría gran satisfacción.

Abel Ureña
foto: Abel Ureña
l ¿Qué te motivó a estudiar pintura y dibujo y cómo defines tu paso por la escuela de Bellas Artes?

Desde niño, siempre he tenido la inquietud y el deseo de dibujar o pintar, pues mis padres al ver mi talento, deciden inscribirme en Bellas Artes, y de ahí en adelante, mi interés fue creciendo a medida que experimentaba técnicas y estilos. Mi paso por la escuela de Bellas Artes (EBAS), fue una de las experiencias que más han marcado mi vida, ya que representa los comienzos de mi carrera.

¿Cuándo te inicias como docente?
Me inicio a los 22 años, cuando entendí que mi talento no debía ser solo para mí, y que enseñar lo que sé me daría gran satisfacción. Tener la certeza de saber que puedo dar algo de mí para que otros puedan expresar a través de una obra ciertos sentimientos, me reconforta.

¿Qué tiempo llevas como docente y en qué lugares has impartido clases?
Como docente tengo aproximadamente 20 años. Comencé desde mi casa, luego en el Dominico Americano, Casa Chi, Abejitas, Colegio Garabatos, y el Colegio Integral Salomé Ureña. Además, he impartido talleres en distintos lugares, como el Centro Español y el Centro León.

¿Qué relación guardan tus expresiones artísticas con la vida?
La relación de mis expresiones artísticas, específicamente la pintura, guarda respeto por la naturaleza y todo sus componentes, ya que el hombre como parte de ella misma, es partícipe de su destrucción, y también sufre.

¿De qué modo crees que la pintura impacta la vida de las personas?
Los artistas, literalmente somos de una u otra manera educadores de la sociedad, y cuando una persona ve una de mis obras, de inmediato la relaciona con cualquier situación que tenga que ver con los problemas de deforestación y contaminación ambiental. Algunas personas me han dado las gracias, cuando al ver una obra mía, esto les ha hecho tomar conciencia del problema que puede causar el no cuidar nuestro planeta.

¿Te consideras un hijo de la naturaleza?
Sí, definitivamente somos hijos de Dios, Creador de todas las cosas, así como nuestra Madre Tierra, que nos brinda alimento. En honor a nuestra casa común, una de mis series de exposiciones se llama Hijos de la naturaleza.

¿Cuál es tu área de trabajo, a quién enseñas lo que sabes?
Me desarrollo en distintos ámbitos de trabajo, en su gran mayoría tienen que ver con las artes, la pintura, la decoración, la publicidad, el diseño, la docencia, etc. Enseño a todo el que sienta interés por las artes, no importa la edad.

¿Cómo te sientes al enseñar el arte de la pintura a los niños?
Es una satisfacción indescriptible para mí, es maravilloso, puesto que en ellos está la dirección de un país y el planeta. Cuando ves la sonrisa inocente de un niño, al ver que pudieron pintar o crear una pieza artística, eso no tiene precio; cuando te dice, “profe, mira qué lindo.

¿Cómo logras que un niño se interese por las artes, especialmente por la pintura o el dibujo?
Para mí es fácil, solo debes sentir amor por lo que sabes y enseñarlo con amor. Para un niño, una obra de arte es cualquier dibujo hecho por ellos, es trazar líneas de color, es crear formas.

¿Crees en la perfección de las obras?
Una obra es perfecta cuando estás satisfecho con ella y logras lo que querías, dependiendo de la técnica. Si te digo que he logrado la perfección en mis obras, te estaría mintiendo. Sin embargo, sí he podido llegar a una plena satisfacción, donde mi alma se siente en paz, alcanzando la perfección en ciertas técnicas.

¿Te sientes realizado o tienes metas grandes por alcanzar?
Aún tengo metas por realizar, pues eso es lo que nos mantiene vivos, en la lucha por la vida. Soñar y tener metas es importante para darle sentido a la vida.

¿Cuáles retos tiene el pintor y/o dibujante en este tiempo?
Varios retos, pero dependerá de cuál sea la actitud y de qué tan grande sean sus sueños ante la vida. No obstante, estamos en tiempos donde las personas buscan llenar ciertos vacíos en sus vidas con cosas como las fiestas y la tecnología, dejando a un lado la oportunidad de apreciar una obra y contemplarla. Por otro lado, el gran reto del artista hoy día, es competir con las máquinas, que copian una obra, y la imprimen en tela, logrando efectos de dibujo con programas de edición.

¿Has encontrado el apoyo que mereces en tu país?
Sí, he tenido el apoyo de muchos amigos y colegas, no me quejo de mi país. Sin embargo, entiendo que nos falta cierto nivel de educación en cuanto a las artes, ya que si nos educamos mejor, podemos apoyar más a los artistas.

¿El miedo no ha sido un obstáculo en su formación?
El miedo, en cierto momento de mi vida, ha sido importante, porque es lo que me ha dado motivos de luchar por algo. Entiendo que los miedos debemos enfrentarlos, y aunque siempre estén ahí, solo tienes que tener claro tu horizonte, qué es lo que quieres, dónde quieres llegar, y saber controlarlos, para alcanzar tus objetivos”.

Docente
Tengo alumnos que han llegado a niveles importantes en la pintura, tanto así, que han expuesto en salas importantes dentro y fuera del país”.

Satisfacción
He formado jóvenes que antes preferían estar en las calles, cometiendo locuras, sin embargo, ahora uno de esos jóvenes es dibujante, pinta y tiene una tienda de tatuajes”.