Gobierno busca crear la Superintendencia de Cooperativas

El presidente administrador del Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (Idecoop), Julio Maríñez, aseguró ayer que se hacen esfuerzos para corregir una serie de cuestiones que con el tiempo se han ido deformando en la parte normativa del sector cooperativo y que han desacreditado a algunas cooperativas. El funcionario informó que existen iniciativas de varios grupos sociales que han planteado hacer reformas al sistema legal cooperativo para hacer una ley actualizada. “Hay varios grupos… el Banco Central presentó un documento, el Idecoop presentó otro, el senador Félix Bautista presentó un documento en el Congreso y la Confederación de Cooperativas presentó otro. Tengo entendido que en el Gobierno se están organizando esas ideas para sumar las luces y las sombras con el fin de crear una superintendencia de cooperativas para darle categoría a nivel de desarrollo de la economía social”, planteó Maríñez, entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe.

Desde su punto de vista, es interesante el momento que vive el cooperativismo en República Dominicana, con un presidente que conoce el tema y que ha puesto como norte de su ejercicio del primer cuatrienio -y lo continúa ahora- el desarrollo de la economía social a través de la producción agropecuaria y la artesanía en el interior del país.

“Todas las semanas el tema de las visitas sorpresa es buena forma que tiene el presidente para -después que le hace el préstamo a los productores de diferentes matices, a los artesanos y a las pequeñas empresas en los pueblos pequeños- recomendarles establecer una cooperativa para que organicen su economía y tengan la consistencia”, apuntó.

Con la estructura que plantea Maríñez (con el cambio) lo que es hoy el Idecoop, pasaría entonces a ser una superintendencia. “Se está trabajando en diferentes centros y actividades gerenciales del Gobierno y estamos esperando la opinión del Gobierno para en par de meses tener el borrador”, le dijo Julio Maríñez al director de elCaribe, Osvaldo Santana, cuando éste le pidió ofrecer más detalles sobre la cuestión. El presidente administrador del Idecoop acudió reforzado al encuentro de una serie de datos escritos en compañía de Isidro Toro, asesor del organismo, y Fernando Núñez, gerente de Comunicaciones.

De acuerdo con los números que ofreció “de cabeza” Julio Maríñez, el sector cooperativo mueve unos RD$117,000 millones cada año en el país e involucra a 1.8 millones de personas, es decir, más o menos al 15% de la población dominicana. Hay cooperativas con bastante fortaleza en el país, como la de Maestros, que mueve unos RD$27,000 millones, con una cantidad de 172,000 miembros, y La Vega Real, que reúne a 102 mil. También figura la Cooperativa San José, La Altagracia y la de los Médicos.

“Que se sepa que la clase media y la clase baja van a tener un instrumento que las va a proteger”, planteó Maríñez. Y colocando ejemplos a escala internacional, aseguró que en Estados Unidos hay una dirección general federal que dirige el sistema cooperativo, que nada tiene que ver con el Banco Central del Estado americano. Informó que en Estados Unidos existen aproximadamente 47,000 cooperativas con alrededor de 120 millones de miembros, cifra que representa el 40% de la población de esa nación. De acuerdo con las cifras que maneja el funcionario, 96 millones de personas están vinculadas a cooperativas de ahorro y crédito, las que ofrecen eficientes servicios para los asociados, entre ellos créditos hipotecarios, préstamos empresariales, viviendas, transporte, programas de retiro y comercio electrónico.

“El crecimiento de las cooperativas de crédito es conocido por el público en general. Encuestas reflejan que el 70% de los consumidores considera que las cooperativas de crédito ofrecen mejores servicios que la banca tradicional”, expuso Maríñez, respondiendo a preguntas formuladas por los periodistas Héctor Linares, subdirector de elCaribe, y Héctor Marte, jefe de Redacción de Apertura.

El presidente administrador del Idecoop planteó que en Canadá, cuatro de cada diez personas son socias de al menos una cooperativa, mientras que en la provincia de Quebec la cifra se eleva al 70% (según el corte realizado al año 2010).

Y regresando a la conversación sobre Idecoop, resaltó que la institución tiene una asignación presupuestal de 170 millones de pesos al año.

Un elemento importante en las cooperativas es que los socios tienen el mismo nivel de importancia y que contribuyen a la integración familiar. Eso, en adición a las facilidades que otorgan, entre ellos los préstamos a tasas muy bajas. En República Dominicana hay poco más de 1,000 cooperativas. El histórico de cifras indica que el ascenso ha sido constante si se parte, por ejemplo, de los últimos nueve años. En el año 2009 había 501 cooperativas, en 2010 había 542, en 2011 subieron a 622 y en 2012 (cuando Danilo Medina asume la presidencia de la república) había 677. En el año 2013 la cantidad subió a 708, en 2014 a 748 y en 2015 incrementó a 860. Los datos son consistentes con otro elemento que agregó Maríñez en el diálogo de ayer: “A partir de las visitas sorpresa que realiza el presidente, motivando a la gente a asociarse y a trabajar en unidad para lograr mejores resultados, se han formado 200 y pico de cooperativas. Eso indica que la gente se ha ido organizando mucho mejor”.

¿Qué busca usted plantar y aportar a la institución?

Hasta ayer, al Idecoop habían llegado más de 800 solicitudes de grupos que desean constituirse en cooperativas. “Hemos hecho un reglamento para poderlas acelerar. Antes se duraba mucho para evacuar las cooperativas, desde que se solicitaba hasta que se le daba viso de que podía opera. Eso se ha estado moviendo de la manera más positiva”, indicó Maríñez. Y aprovechó para informar sobre los avances que ha tenido la Policía Nacional al constituir cooperativas. Dijo que la institución tiene dos cooperativas, que conformó cumpliendo con todos los requisitos de ley. Una es de policías retirados y la otra de policías activos, dijo Maríñez. Informó que la institución inició con RD$500 millones. Al presidente del Idecoop se le preguntó sobre el legado que quiere dejar con su paso por el Idecoop. Su respuesta fue esta: “Lo primero es que mi estrategia como ciudadano es hacer las cosas bien. Buscamos poner al país en el nivel necesario de lo que es el cooperativismo de hoy y encaminarlo hasta donde podamos”.

A nivel mundial cuentan con mil millones socios

Los datos que ofreció el Idecoop indican que en Uruguay las cooperativas son responsables del 3% del Producto Interno Bruto, producen el 90% de la leche, 34% de la miel y 30% del trigo. El 60% de su producción se exporta a más de 40 países. Los activos de las cooperativas financieras en El Salvador superan los US$1,300 millones, lo que representa el 9.3% del total del sistema financiero nacional. En Bolivia hay más de 1,600 cooperativas que generan 32,000 empleos directos y unos 128,000 indirectos. En Brasil las cooperativas son responsables de 37.2% del PIB agrícola y 5.4% del PIB global.

Las cooperativas agropecuarias estadounidenses tienen una participación del 28% en el procesamiento y comercialización de la producción agrícola.

En Estados Unidos las cooperativas eléctricas rurales atienden a 42 millones de usuarios residentes en 47 estados, lo que representa el 42% de las líneas eléctricas del país. Los datos los ofreció el Idecoop. A nivel mundial, las cooperativas cuentan con casi 1,000 millones de socios y generan 100 millones de empleos, 20% más que las multinacionales.

La importancia otorgada por el presidente Medina

El presidente administrador del Idecoop defiende “a capa y espada”, el papel que desempeñan las cooperativas y está contra cualquier dado para afectarlas. No pierde tiempo cuando tiene que resaltar los aportes del jefe del Estado al sector. “El presidente está interesado… tal como fue el sueño del profesor Juan Bosch, en fortalecer el área de la economía social ahora y en dejarla establecida”, apuntó Maríñez.

Cuando se le preguntó si las cooperativas aportan algo al Idecoop, dijo que todavía, porque la ley (la que rige al Idecoop) creó esa situación.

En otra parte del diálogo resaltó que para las cooperativas que están en formación buscando su incorporación, el Idecoop cuenta con un cuerpo de técnicos que les instruye sobre cómo hacerlo y sobre cómo ir agotando cada paso hasta alcanzar la meta. Pero el trabajo no resulta fácil. “Si tuviéramos más recursos lo haríamos mejor, porque no es fácil enviar un inspector del Idecoop que gana poco, en un motorcito a hacer una auditoría y a firmar documentos. El riesgo es que legitime cosas que no debe aprobar”, indicó.