Aún faltan 12 mil aulas para universalizar la jornada extendida

Al margen de los conflictos con la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) que obligaron a la extensión del año escolar en 43 de los 105 distritos educativos, unido al temporal de lluvias que afectó la planta física de decenas de escuelas del país, el ministro de Educación considera que el año escolar que finaliza en pocos días arroja un balance positivo.

Andrés Navarro adelantó que además de la construcción y finalización de doce mil aulas que todavía faltan para alcanzar la universalización de la jornada escolar extendida, para el próximo año 2018 se pretende enfocar la inversión presupuestaria, cuyo monto podría situarse en los RD$155 mil millones, en políticas fundamentales como la formación docente, la tecnificación de los centros educativos a través del proyecto República Digital, la rehabilitación y adecuación de las escuelas con más de 30 años de antigüedad, el desarrollo curricular basado en competencias y la conversión de liceos en politécnicos.

Al participar como invitado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, el funcionario sostuvo que en provincias densamente pobladas como el Gran Santo Domingo, y particularmente en barrios como Cristo Rey, Los Guandules, La Ciénaga, Capotillo y Simón Bolívar, así como en Santiago, San Pedro de Macorís y San Cristóbal, en donde se ha dificultado la adquisición de terrenos, la Dirección de Planificación del Ministerio está optando por la compra de mejoras.

Dijo que ello ha implicado la negociación individual de los inmuebles, lo que ha provocado en cierto modo, la ralentización de los procesos. Puso el caso del barrio La Ciénaga, en el Distrito Nacional, en donde la compra de cinco pequeñas mejoras para la construcción de una escuela ha tomado cerca ocho meses.

Navarro precisó que durante la pasada y la presente gestión de Gobierno de Danilo Medina han sido construidas e inauguradas 14 mil nuevas aulas, lo cual es toda una “hazaña”.

En ese sentido, el viceministro de Planificación, Víctor Sánchez, agregó que sólo en la provincia Santo Domingo fueron sorteadas 100 escuelas de 24 aulas y que a la fecha, hay comprometidas 1,650 escuelas en todo el país, de las cuales 925 han sido terminadas y 700 son totalmente nuevas.

Navarro agregó que en la medida en que se construyen nuevas aulas se descongestionan las viejas escuelas, las que en más de un 60% deben ser rehabilitadas y equipadas con comedores y cocinas para comenzar a operar bajo el esquema de tanda extendida.

Se licitaron 500 nuevas cocinas

Al ser entrevistado por el director de elCaribe, Osvaldo Santana; el subdirector Héctor Linares, el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte, y la editora del Caribe digital, Sandra Guzmán, el funcionario se refirió al retraso en el inicio de las operaciones de las cocinas industriales previstas para cocer los alimentos en las escuelas.

Explicó que los retrasos para la entrada en operación de las mismas se debió a la complejidad del formato de la primera licitación en la cual se fraccionaron los lotes no por territorio sino por el tipo de equipos, lo que provocó que en la ejecución algunos suplidores fueran más rápidos que otros, y en determinadas ocasiones los equipos llegaran primero que la instalación.

Dijo que hasta ahora se han instalado equipos en 500 cocinas y recientemente se abrió una licitación para 500 más.

Migración de los colegios

Durante la entrevista también fueron abordadas dos preocupaciones del sector educativo privado, como son las Normas de Convivencia y la migración del profesorado hacia el sector público.

Sobre el primer punto, la viceministra de Asuntos Pedagógicos, Denia Burgos, dijo que fue nombrada una comisión compuesta por miembros del Consejo Nacional de Educación y representantes de las áreas de psicología para analizar el contenido del referido reglamento, al tiempo que se acordó buscar los mecanismos para evitar que los ganadores en los concursos de oposición docente sean llamados a mediados y finales del año escolar.

En ese sentido, el ministro Andrés Navarro agregó que se trata de un fenómeno que aunque traumático, es un indicador de que la educación pública está mejorando y que obliga a reconducir el proceso para reducir el impacto negativo en los colegios.

“A nadie se le está obligando, ni a los padres que lleven a sus niños a las escuelas ni a los maestros que vayan al sector público, es por atracción propia”, dijo el funcionario, quien reveló que la institución está buscando alternativas que minimicen las secuelas en los colegios, como es el modelo de cogestión de centros privados.

300 colegios serán gratuitos

En ese sentido, el ministro reveló que en las próximas dos semanas firmará un convenio por diez años con representantes de 300 colegios privados católicos y evangélicos de clase media baja y sectores populares, mediante el cual el Ministerio se hará cargo del pago de la nómina administrativa y docente, así como de sus gastos operativos, incluido un porcentaje por usufructo a sus administradores para fines pastorales, que permitirán que la matriculación sea gratuita a partir del próximo año escolar.

Mediante el acuerdo también se prevé una política de apoyo focal para los pequeños colegios evangélicos ubicados en sectores populares en donde no hay escuelas públicas, que prevé facilidades como la mejora de las instalaciones, la entrega de material pedagógico, así como la formación del cuerpo docente en procura de la calidad educativa.

Según el funcionario, con este formato se evita la ampliación del gasto corriente sumado a la inversión de capital que se incurre en la construcción de nuevas escuelas, se reconoce la inversión hecha por familias y organizaciones religiosas a lo largo del tiempo, a la vez que se beneficia a los estudiantes con la calidad que generalmente ofrecen estos centros educativos. “Es una tendencia que posiblemente sea irreversible si seguimos gobierno tras gobierno manteniendo esta política educativa”, dijo Navarro.

Manifestó que sería un error del Ministerio darle la espalda a los centros educativos privados, que en su mayoría son pequeñas microempresas familiares, ya que la calidad educativa no es exclusiva del sector público, sino que también compete al sector privado.
En ese sentido, explicó de los 3,800 colegios privados que existen en el país, apenas unos 1,400 han completado su proceso de certificación.

El funcionario reconoció que sigue siendo un reto el aprovechamiento de las ocho horas de la jornada escolar extendida, a la cual hay que dotar de actividades, contenidos y estrategias en función al currículo por competencias. En ese sentido, dijo que han establecido alianzas estratégicas con los ministerios de Medio Ambiente y Salud Pública, así como con el Tribunal Constitucional.

Otorgarán 20 mil becas para estudiar Educación

Navarro recordó que en materia de formación docente tienen previsto otorgar 20 mil becas para estudiar distintas licenciaturas en educación en 22 universidades que contemplan el pago de la matrícula calculada en RD$100 mil por año por estudiante y una mensualidad de RD$7 mil que garantice que éste se dedicará de manera exclusiva a sus estudios. Otra de las políticas consiste en la contratación de profesores de alto nivel en universidades que cumplan los estándares exigidos, cuya escala salarial se sitúa entre los US$3 mil y los US$5 mil. En cuanto a la formación de los profesores en ejercicio, sostuvo que la evaluación por desempeño permitirá al Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (Isfodosu) y el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (Inafocam), establecer los programas de formación en función de las debilidades y fortalezas que afloren en el proceso.