Acción Dominicana Independiente – 5

Luego de las pausas de otros temas y de Semana Santa, continuamos ahora con el comportamiento de Acción Independiente Dominicana luego del golpe de Estado.El 18 de octubre, en un comunicado publicado en El Caribe, esta organización conminaba al Triunvirato que gobernaba al país a que obtuviera el reconocimiento de Estados Unidos y de otros países de América que no habían tomado esta decisión.

La carta pública era una orden perentoria para el Triunvirato para que ejerciera la presión necesaria para la obtención del esperado y no llegado reconocimiento y de altanería específicamente con los Estados Unidos, a los que acusaba de injerencia por no haber procedido en el sentido que la Acción Independiente esperaba.

En relación con el mencionado comunicado del 18 de octubre, reproducimos algunos párrafos que se explican por sí solos.

“El Caribe, 18 de octubre de 1963

“La pretensión asumida por el gobierno de los Estados Unidos de América frente al régimen civil que gobierna hoy los destinos de nuestro país, con manifiesto apoyo popular, constituye una insólita e intolerable intromisión en los asuntos domésticos dominicanos. La pertinaz ceguera de los políticos norteamericanos para comprender el proceso social dominicano, ….

“El éxito de las Concentraciones cristianas organizadas por esta asociación apartidista fue la prueba más fehaciente de que existía un estado de resistencia publica y popular contra el depuesto régimen.

“Acción Dominicana Independiente, en cuyo seno se generaron las decisiones que desembocaron en el actual estado de cosas en el país, se siente obligada, por lo menos, a salir en defensa de sus buenas intenciones y a proclamar la legitimidad, la necesidad y la propiedad de los hechos que culminaron el pasado 25 de Septiembre con la deposición de un gobierno incompetente y peligroso para el pacífico y progresivo desarrollo del pueblo dominicano.

“Por último, frente a la absurda e intolerable intromisión en nuestros problemas domésticos de parte de los diplomáticos extranjeros King, Sloderman y McLean, y viniendo por los fueros de la dignidad nacional, ofendida por dichos señores, Acción Dominicana Independiente espera del patriotismo de los ciudadanos que integran el Triunvirato, que sin ninguna dilación dichos señores sean declarados non gratos y expulsados del territorio nacional, y que, asimismo, el gobierno nacional se apresure, sin pérdida de tiempo, a hacer cumplir, por los medios a su disposición, su propia ley que proscribe y prohíbe la existencia de los partidos y agrupaciones comunistas y afines.
“Acción Dominicana Independiente no pide, exige esta conducta”.

Firmado: “José Andrés Aybar Castellanos, R. Alejandro Melo, Robinson Ruiz López, Elías Abraham Salomón, Dr. Antonio Frías Gálvez, Abelardo Jiménez P., Wenceslao Sánchez, Dr. Aquiles Rodríguez R., Daysi Salazar De Pimentel, Alejandro Del Monte, Dr. Livio A. Duval, Tomas Reyes Cerda”.

No conforme con este comunicado, el 23 de octubre, la Acción Independiente escribió una carta pública dirigida a los miembros del Triunvirato, en la que lo menos que les decía era que ellos estaban en esos puestos porque la Acción así lo había decidido.

Igual que en el caso anterior, reproducimos algunos de los párrafos de esa carta:

“Señores
Lic. Emilio de los Santos,
Ing. Manuel E. Tavares Espaillat
Dr. Ramón Tapia Espinal,
PALACIO NACIONAL.
“Apreciados Señores:
“Cuando nosotros, en un acto de patriotismo aceptamos la designación de ustedes como dirigentes del actual gobierno, hecha por los partidos políticos, tuvimos la fundada esperanza, que aún subsiste en nosotros, de que harían cuanto humano esfuerzo estuviera a su alcance para cubrir exitosa y patrióticamente, la alta misión que se les estaba encomendando.

“Ha constituido, sin embargo, para nosotros, motivo de justa alarma el comprobar que se está incurriendo en inconsecuencias palmarias y en desaciertos políticos lamentables que están trabando el rápido desarrollo de la vida nacional.

“Casi a un mes de haberse producido el hecho culminante del 25 de septiembre, nos encontramos con que no solo la presente administración no ha sido capaz de obtener el reconocimiento internacional de parte de numerosos países europeos y americanos, sino que, además, no se ha procedido a una rápida reorganización del mecanismo estatal, a fin de impedir que elementos rezagados del pasado régimen sigan utilizando sus posiciones burocráticas para sembrar la confusión, estancar la vida de las comunidades del interior de la República y mantener en un constante estado de zozobra e incertidumbre al pueblo que, en todo momento, se ha sentido complacido con el cambio de gobierno.

“Es notorio que en las altas esferas gubernamentales estén desempeñando funciones de confianza personas sindicadas como peligrosos activistas del comunismo internacional. Y así mismo es de público conocimiento que individuos de esa filiación que habían sido detenidos por las autoridades policiales, han sido rápidamente excarcelados de “orden superior”.

“Todo el mundo sabe en este país sobre quiénes recae públicamente la responsabilidad histórica del cambio establecido. Cuando haya que salir a la lucha de nuevo por salvar y rescatar la buena intención que inspiró esas responsabilidades, en la plaza pública nos van a encontrar de nuevo los que se acomodan en los despachos a disfrutar algo que poco o nada les costó o, como en ciertos casos, les ha caído graciosamente del cielo.

“Si el Triunvirato entrara en componendas con los derrotados del 25 de septiembre pasado, tal y como se sugirió en los últimos días, podrán ustedes tener la seguridad de que frente a esas componendas redoblaremos la lucha para que los propósitos históricos de los recientes acontecimientos no se frustren.

“En cuanto al caso concreto del Partido Revolucionario Social Cristiano, deseamos poner bien en claro, que jamás consentiremos el que sea incluido en el gobierno un Partido que se esmeró en realizar una campaña de descrédito contra las Manifestaciones cristianas organizadas y dirigidas por nosotros.

“Como aliado de Bosch, el Partido Revolucionario Social Cristiano hizo oposición a la campaña anticomunista iniciada por Acción Dominicana Independiente, por lo que, a nuestro juicio si fueran ahora al gobierno, podría ocurrir que la Administración se llenara de más comunistas que durante el régimen depuesto.

“Acción Dominicana Independiente espera, por todas las razones antes expuestas, que el gobierno del Triunvirato orientará su conducta hacia la consecución del ideal esencialmente democrático y cristiano que impulsó, impulsa e impulsará siempre nuestra determinación de lucha, porque la obra que realizamos a reclamos del querer popular, fue puesta en sus manos para ser perfeccionada, pero jamás desnaturalizada.”

Esta carta pública estuvo firmada por las mismas personas indicadas en el comunicado reseñado en esta misma Página, y, además, por Julio C. Cruz, Joaquín Custals, Henri de Mondesert, Leonardo del Monte y Frank A. Tejeda V.

Estas comunicaciones públicas de la Acción Dominicana Independiente merecieron respuestas del Partido Social Cristiano y del Listín Diario, este último a través de un editorial de la autoría del director del periódico, Rafael Herrera.