Región Norte bajo agua

Las lluvias no cesan en República Dominicana. Durante las últimas dos semanas ha llovido ininterrumpidamente, lo que provocó el desbordamiento de ríos e inundaciones. Los fuertes aguaceros se deben a dos depresiones meteorológicas que han afectado al país de forman consecutiva durante las últimas dos semanas.Los daños ocasionados por los aguaceros en más de cuatro provincias y el pronóstico de que continuará lloviendo por más de una semana con la llegada de dos nuevas vaguadas a partir del próximo miércoles, motivó al Gobierno a declarar ayer en estado de emergencia nacional a siete provincias de la Región Norte.

Las torrenciales lluvias que han caído en toda la región han causado daños millonarios a infraestructuras viales, viviendas y a la producción agrícola, además de obligar a suspender las clases por las condiciones adversas. Algunos poblados están bajo agua completamente. El malecón y otras vías del centro de Samaná fueron cerrados por un amplio lodo arrastrado de una cañada. La mayoría de los pueblos afectados son turísticos y sus moradores temen que la afluencia de extranjeros y locales baje debido al temor a las constantes inundaciones.