Matan de 10 tiros a un joven de 18 años mientras compartía en Herrera

Un joven de 18 años fue ultimado de unos 10 disparos a plena tarde del domingo mientras este se encontraba compartiendo con unos amigos en la sala de una casa ubicada en la calle Nicanor Ramos del sector Herrera, Santo Domingo Oeste.

Los parientes de quien en vida respondía al nombre de Richard Ledesma (Cristopher) piden que se esclarezca el crimen. Aseguran que la víctima era una persona sociable y tranquila para morir “de una forma tan cruel”.

Y es que el crimen tiene característica de ejecución, según las declaraciones María Gómez y Héctor Pichardo, quienes eran los abuelos maternos y padres de crianza de la víctima. “Los que estaban ahí con él me dijeron que dos hombres llegaron en un motor, uno se desmontó con una pistola en las manos y entró a la casa en donde él estaba con sus amigos. Lo encontró sentado en un mueble, le entró a tiro y luego salió, se montó con el otro hombre que esperaba fuera de la casa montado en una motocicleta y escaparon”, expresó el señor Pichardo.

Durante el hecho nadie más resultó herido, los hombres tampoco se llevaron nada del lugar, lo que ha creado dudas entre los parientes de Cristopher, quién tenía tres semanas de haber regresado de España, donde fue a visitar a su madre.

Esta mañana, la señora María Gómez no paraba de llorar por la muerte de su “muchacito”, a quien crió desde que tenía meses de nacido.

Entre sus lamentos, María no dejaba de repetir que “solo vinieron a despertármelo para que me lo fueran a matar”, ya que hasta las 2:00 de la tarde el joven estuvo durmiendo en su casa, cuando un joven, de quien no tienen el nombre, fue a despertarlo y luego de que ocurriera la muerte el mismo no ha dado la cara, como lo hicieron los demás amigos.

“El que vino era un morenito, no sabemos cómo se llama ni dónde vive, pero a veces él venía por aquí. Ese fue que vino a despertarlo y al rato escuchamos los tiros y no lo hemos vuelto a ver. A ese hay que investigarlo”, decía Pichardo.

La Policía Nacional detuvo para investigación a los amigos de Cristopher que estaban en el lugar y en el momento del crimen. A las 1:00 de esta tarde, el cuerpo de Cristopher permanecía en la morgue del hospital doctor Marcelino Vélez en Herrara, donde le practicaban los estudios forenses.

Los familiares tenían previsto velar el cuerpo en la Funeraria Blandino de Herrera y sepultarlo en el cementerio Cristo Redentor del sector Los Girasoles.